lunes, 30 de enero de 2012

ENTREVISTA SOBRE CERO EN CONDUCTA EN DIRARIO DE AVISOS


FRAN DOMÍNGUEZ | Santa Cruz de Tenerife
Cero en conducta, además de ser una célebre película de los años 30 del director francés Jean Vigo, es el título de una red social que une cine y educación. Este proyecto de ámbito nacional se desarrolla en diferentes centros de enseñanza de 20 ciudades españolas. En Canarias, la iniciativa se ha circunscrito al ámbito del Norte de Tenerife, concretamente a los institutos Villalba Hervás, Manuel González, Rafael Arozarena, Agustín de Betancourt y María Pérez Trujillo. DIARIO DE AVISOS conversó con el coordinador de esta red social en las Islas, el profesor Jesús Hernández González.


-¿Puede explicarnos qué supone un instrumento como la red social Cero en Conducta?

Cero en Conducta es una red social en la que participa la gente del cine y la educación con el objetivo de acercar ambos mundos y formar al futuro espectador. La productora Alta Films es la que mantiene económicamente esta red, pero su intención no es la de tener un lugar comercial, sino formativo y de colaboración. El proyecto, en su parte educativa, está coordinado por Mercedes Ruiz, una profesora española que trabaja en el Instituto español Cañada Blanch de Londres y por un grupo de entusiastas profesores repartidos por toda la geografía nacional y que desarrollan su labor docente desde la enseñanza infantil hasta la universidad”.

-¿Cómo es la dinámica de funcionamiento y el trabajo que realizan con el alumnado?

“Comenzamos trabajando con Alta Films, pero, a medida que se ha ido corriendo la voz y se ha ido valorando nuestro trabajo, han sido ya varias las productoras que se han puesto en contacto con nosotros para llevar a cabo proyectos de colaboración en la que ambos mundo nos beneficiamos. Hemos trabajado con Alta Films, Canónigo Films, Wanda Visión y Moztu Films, y hemos acercado a las aulas las películas Los chicos del coro, Las trece rosas, También la lluvia, El sueño de Iván, ¿Para qué sirve un oso?, De mayor quiero ser soldado, La guerra de los botones, Arrugas y el documental histórico El último paso; y el próximo miércoles, 1 de febrero, tenemos previsto llevar a cabo el preestreno nacional para educación de la última película de Icíar Bollaín, Katmandú, un espejo en el cielo. Y contado con directores como la propia Icíar Bollaín, Christophe Barratier, Montxo Armendáriz, Christian Molina, Ignacio Ferreras, Iurre Telleria, Enara Goikoetxea, Roberto Santiago y Tom Fernández, algunos de los cuales se han acercado directamente a las aulas o a través de charlas online. También se han sumado actores como Óscar Casas. Con cada película elaboramos un blog educativo, en el que incluimos información sobre la película y todos los elementos que la rodean, propuestas didácticas para su trabajo en el aula, y trabajos de los alumnos de los centros que participan en este proyecto. También nos han hecho un destacado hueco en las páginas oficiales de las películas, incluyendo una sección educativa y enlaces a los blogs educativos. Asimismo, elaboramos una guía didáctica de cada película que es editada por las productoras a la vez que la colgamos online”.

-¿Qué experiencia como docente le ha aportado este proyecto?

“Es un proyecto que nos ha enriquecido a todos los que participamos en él. Nos ha permitido conocer los trabajos de otros compañeros de toda la geografía nacional de diferentes niveles educativos y utilizar la gran herramienta educativa que es el cine para acercarlo a las aulas y sacarle provecho, contribuyendo a la formación de futuros espectadores con valores, capacidad crítica y cultura cinematográfica. Nos ha facilitado el abrir las ventanas de los centros y constituir claustros virtuales que nos han permitido llevar a cabo un trabajo colaborativo y en equipo”.

-¿Cuál es el grado de receptividad de los alumnos en este contexto?

“El grado de receptividad de los alumnos ha sido muy grande. Se han sentido muy motivados tanto con las películas en sí mismas, como con el trabajo anexo realizado. Para ellos, asistir a las clases ha tenido un elemento extra de motivación, al saber que sus trabajos son vistos y compartidos por muchos alumnos y profesores de otros centros y que han tenido un contacto directo con personajes del mundo del cine, llegando a tener un trato muy humano y cercano a ellos”.

-¿Existe una activa implicación en la iniciativa de productores, directores y guionistas?

“En cuanto a la implicación de productores y directores podemos señalar que ésta ha sido bastante importante, incluyendo a Enrique González Macho, el nuevo director de la Academia Nacional de Cine, que ha sido una pieza fundamental en esta importante apuesta del mundo del cine por acercarse a las aulas. Nos han facilitado la asistencia gratuita a las salas de cine y han sufragado los gastos de edición e impresión de las guías didácticas, así como las visitas de directores y artistas a las aulas. Directores como Tom Fernández se han acercado a las aulas; Icíar Bollaín y Christophe Barratier nos han dedicado saludos y entrevistas; Christian Molina se ha venido a nuestros preestrenos y ha participado en la presentación online de nuestro proyecto de Internet en el aula y a través de la plataforma Webinar del Ministerio de Educación, al igual que Juan Carlos Tous, de Filmin. También hemos entrado en conversaciones avanzadas con Filmin, que es una página que ofrece descargas legales en la modalidad de streaming a un precio bastante asequible y razonable, sin virus y con buena calidad, para que autorice descargas legales gratuitas y su proyección a los centros que participan en el Proyecto de Formación del Futuro Espectador”.

-¿En qué consiste el Plan Audiovisual de Formación del Futuro Espectador?

“Consiste, básicamente, en acercar el mundo del cine a las aulas para contribuir a crear un futuro espectador con cultura cinematográfica y capacidad crítica, que conozca los medios audiovisuales, tanto en sus aspectos positivos como negativos, que sea capaz de incorporar a sus aprendizajes medios tecnológicos y de tratamiento de la imagen y edición de vídeo, así como otro tipo de herramientas digitales que complementen su educación. Incorporamos nuestros planes audiovisuales a las programaciones generales anuales de los centros participantes y tratamos de movilizar a toda la comunidad educativa en nuestras actividades”.

-Desde su punto de vista, y como educador, ¿qué películas de las exhibidas le han resultado más gratificantes?

“Todas nos han aportado algo, pues como he indicado, tratamos de elegirlas a conciencia y hasta ahora hemos acertado. La película perfecta no existe, pero todas y cada una han tenido elementos bastante aprovechables en las aulas. Si tuviera que elegir algunas, lo cual me resulta difícil, elegiría También la lluvia, porque nos permitió acercar la historia a los alumnos conjugando el pasado más reciente con el histórico y tener dos perspectivas sobre la América que encontró Colón y un conflicto sobre el agua relativamente reciente en Bolivia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada